• 91 200 0757
  • 665 50 18 45 Llámanos!
  • Logo Bimlearning Autodesk ATC

Modelar para medir

about us page title image
  • Modelar para medir

    Modelar en BIM no se trata simplemente de que los elementos que creemos en el modelo estén espacialmente bien colocados y de que la composición de materiales sea la correcta. Esta es solo una parte de la información que debe ofrecer BIM.

    Cuando uno de los objetivos BIM propuestos para el modelo son la extracción de mediciones y control económico del proyecto, es necesario modelar pensando en dicho objetivo.

    Vamos a desarrollar esta idea con un ejemplo.

    seccion doble altura

     

    Tenemos un falso techo colocado en una doble altura, como muestra la sección de la imagen. La zona “A” de falso techo tiene un precio superior a la zona “B”, debido a la posición respecto al suelo, medios auxiliares más caros y rendimiento de la mano obra inferior,  de hecho la diferencia de altura también afectará al modelado en fase de construcción, no solo por el precio en fase de creación del proyecto de ejecución, si no en la programación de trabajos en fase de obra, al tener menor rendimiento de mano de obra la parte “A”.

    El modelado, con el falso techo colocado, todo el con nivel de referencia “Nivel 2” y un parámetro de altura 2,60m sería correcto si solo tuviéramos como objetivo BIM un modelo para obtención de planos y geometría. En planos de techo reflejado, secciones y perspectivas esos falsos techos estarían correctamente representados. Pero si como objetivo BIM también la extracción de mediciones el modelado sería incorrecto, ya  que:

    •    No sería posible diferenciar el techo de la zona “A” de la “B” siendo unidades diferentes de presupuesto.

     

    •    El techo “A” tendría una altura de colocación de 2,60m, lo que puede confundir en fase de obra, incluso en fase de mantenimiento.

     

     

    Un modelado correcto para extracción de mediciones, incluso para fase de obra y mantenimiento, necesitaría dividir el techo en su zona “A” a una altura de colocación de 6.20m desde el nivel de referencia “Nivel 1”, y un ejemplar “B”  a una altura de colocación de 2,60m desde el nivel de referencia “Nivel 2”.

     

    tabla medicion techos

    Tabla extraída del modelo con mediciones de falso techo en función de su altura de colocación.

    Este modelado nos permitiría filtrar en los datos del modelo aquellos falsos techos en función de su altura de colocación, por ejemplo “mayor que 5m” y “menor que 5m”, pudiendo colocar a cada falso techo su precio correcto, su rendimiento en fase de obra correcto, incluso condiciones de mantenimiento ya que mantener un techo a 5,6m de altura requiere medios más complejos que mantener falsos techos a 2,6m.

     

    Esta es uno de las innumerables situaciones que se nos pueden presentar en el modelo a la hora de modelar y/o medir, por lo que siempre que modelemos tenemos que pensar para que estamos modelando, que objetivos BIM  se nos está requiriendo, y hacer compatible a toda la información que modelemos, no solo al 3D, con dichos objetivos.

     

    En los flujos de trabajo BIM debe existir una comunicación bidireccional entre modelador y responsable de mediciones, para resolver este tipo de situaciones como la que acabamos de tratar. La solución adoptada en este caso debe pasar a los estándares de modelado, para que en futuro todos los equipos que trabajen con ese estándar, modelen adecuadamente el falso techo en el caso de las dobles alturas, y para que el responsable de mediciones tenga la seguridad de que puede extractar datos del modelo con alturas correctas de colocación de falsos techos, es decir que los datos que contenga en modelo sean fiables para cualquiera que los utilice en el flujo BIM.

     

    Por eso se debe pensar tanto en los estándares BIM de una empresa, como en el BEP donde se alojen, como documentos vivos que están en constante mejora.

     

    Es inviable sentarse a realizar unos estándares BIM para modelado, y pensar que se van a resolver todos los casos y dudas que pueden presentarse durante el modelado. Se debe pensar más en un proceso de mejora continua.

    Comparte!
    Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

    Comments (1)

    • Similar situación acontece con la distribución, potencias y cantidades de luminarias en la Zona A, puesto que aquí hay mayor requerimiento de niveles uniformes de iluminación.
      De hecho, el análisis luminotécnico sobre el diseño de especialidad, arrojará con toda seguridad la necesidad de contar con piezas de mayor exigencia para la dotación de ambiente correctamente solucionado, en la materia de luz artificial. Esto, desde luego es independiente de los modelos que puedan proponerse en la etapa de diseño y definiciones de dotación.
      Slds. Crdls. desde Sucre, Capital del EP de Bolivia.

      Reply

    Leave a comment

    Required fields are marked *